Ser madre, mi mejor regalo y el mejor regalo que la vida puede daros

Antes de ser madre siempre había pensado que la maternidad era el mayor acto de generosidad humana. Después de serlo, creo que los hijos son el mejor regalo que la vida nos puede dar.

Ser madre mi mejor regalo. Amor infinito

Pinterest

Echando la vista atrás unos tres años, cuando mi marido y yo tomamos la decisión de tener nuestro primer hijo, tenía claro que esa decisión iba a cambiar mi vida.

Pasaría  de tener una vida muy cómoda, en la que, afortunadamente, sólo tenía que preocuparme de trabajar y de intentar exprimir al máximo la vida, a tener muchas más responsabilidades (¿qué mayor responsabilidad que una vida que depende para todo de tí?,¿qué mayor responsabilidad que educar a un niño?,¿qué mayor responsabilidad que evitar que le pase algo a tu pequeño?… y así podría seguir casi hasta el infinito), menos libertad, más trabajo, más cansancio, menos espacio para mí, para mi pareja…

Había llegado el momento, como lo habían sido nuestros padres con nosotros, de ser infinitamente generosos, y asumir ese reto y responsabilidad. Había llegado el momento de cerrar el círculo.

Continue Reading